Las plagas más frecuentes en verano Viveros del Valle

Las plagas más frecuentes en verano

El verano, teñido de azul gracias a la vegetación de nuestras plantas
27 julio, 2018

Las plagas más frecuentes en verano

En verano no sólo las altas temperaturas se convierten en un serio problema a combatir con nuestras plantas, las plagas son sin duda el otro gran problemas a solucionar.

Son muchas las plagas que pueden afectar a nuestras plantas y jardines, pero nos centramos en esta ocasión en las más populares que por ello no son las más dañinas para nuestras plantas pero si las más frecuentes y a las que más probabilidades tenemos de enfrentarnos.

Los pulgones o Áfidos

El insecto puede ser de diferentes colores, verde, amarillo o el más frecuente que es el negro. El insecto deja en nuestra hoja una melaza muy pringosa que notaremos fácilmente al pasar nuestra mano por el envés de la hoja. Las picaduras del insecto produce que las hojas queden atrofiadas e impiden el crecimiento. Hay que tener en cuenta que se desarrollan con mucha raìdez por loq ue es importante actuar lo antes posible.

Cochinilla o Cócidos

La cochinilla se adhiere a la hoja y tallo chupando la savia de la planta. La hoja infectada se volverá amarillenta.. Producen con la savia obtenida una cera-melaza que es sin duda un reclamo para otros insectos, hormigas u hongos. Pueden producir la muerte de la planta.

Babosas y caracoles

Ambos atacan principalmente a los jardines. Se alimentan de las flores y las hojas por lo que son muy nocivos para ellas. Tienen una gran voracidad es por ello que su aparición nos creará serios problemas en nuestro jardín.

El Oidio (hongo)

Es sin duda uno de las plagas más peligrosas para nuestras plantas. Se posa en la hoja y de forma progresiva atacará a toda la planta. Para reconocerla hay que observar una zona blanca en la hoja con un pequeño fieltro y posteriomente se tornará amarilla. Es una plaga que se da únicamente en verano al necesitar temperaturas muy altas. (muy frecuente en los rosales)

Las hormigas

No atacan individualmente como todos conocemos sino que se convierten en todo un ejército que luchará contra nuestras plantas. Si observas hormigas en la zona donde tienes macetas debes tomar precauciones de forma inmediata, un remedio muy efectivo contra las hormigas es rociar los alrededores con limón, su fuerte olor les hace disistir del ataque a nuestras plantas.

En todo momento recomendamos acudir al vivero donde un especialista podrá aconsejar el uso de un insecticida o fungicida ecológico para cada una de las plagas que podamos estar sufriendo.