Los árboles de hoja caduca

Las plantas que están de moda
13 septiembre, 2018

Los árboles de hoja caduca

Los árboles caducifolios, o comúnmente llamados de hoja caduca, son especies que se desprenden de sus hojas en ciertas épocas del año, normalmente su follaje cae en otoño e invierno, las estaciones más frías. La palabra caducifolio proviene del latín y es un conjunto de dos palabras, caducus que significa caído y folium, hoja. En realidad, el término caducifolio no se refiere únicamente a la pérdida de las hojas en el otoño y el invierno, si no a la caída de éstas durante una parte del año indistintamente.

El fenómeno de la caída del follaje de un árbol caducifolio se basa en la imposibilidad de realizar la fotosíntesis en temporadas concretas ya que los nutrientes son limitados, así los árboles optan por desprenderse de sus hojas y ahorrar la energía que gastarían en mantenerlas. Para ello los árboles acaparan los nutrientes de las hojas caducas y los insertan en el interior de su tronco, así las primeras acaban por no tener utilidad (de ahí que pierdan su color original y tornen a tonalidades que van desde naranjas pasando por marrones rojizos hasta borgoñas). De forma natural se forma una escisión sin complicación alguna para el árbol que lleva a la hoja a caer. El ciclo de la naturaleza hace que estas hojas acaben compostándose y se conviertan en alimento o parte del hábitat perfecto para otros animales.

Curiosamente, algunas especies de árboles caducifolios florecen en los llamados momentos de reposo vegetativo. La polinización es más efectiva gracias a la ausencia de hojas porque, por una parte, el viento ayuda a la dispersión del polen y, por otra, los insectos ven con mayor facilidad las flores.

Si queremos incluir un árbol caducifolio en nuestro jardín debemos tener en cuenta sus cuidados básicos como que en otoño al ser la estación en la que perderán sus hojas es la época perfecta para plantarlos o trasplantarlos. Será en la próxima estación, en invierno, cuando mejores el bienestar del árbol retirando las ramas que estén en pésimo estado. Por último, en el estival habrá que regarlo con continuidad y atender sus necesidades de nutrientes si las necesitase.

Recuerda que para optimizar su hábitat, puedes plantarlos en el lado sur, este u oeste de tu hogar con el objetivo de que cuando se desprenda de su follaje recibas luz natural, y en los momentos de esplendor te beneficies de su frondosa sombra. Nuestros paisajistas recomiendan plantarlos cerca de árboles de hoja perenne para conseguir contrastes, e incluso con elementos arquitectónicos estéticamente placenteros.