Mayo, el mes en el que tu jardín se convertirá en huerto

Los árboles que harán de tu terraza una auténtica selva
19 abril, 2018

Mayo, el mes en el que tu jardín se convertirá en huerto

A pesar de ser el mes por excelencia de las flores, Mayo es también la época de la plantación de hortalizas, verduras y frutas que ofrecerán sus frutos durante el verano. El jardín o terraza podrá convertirse en huerto urbano gracias a macetas que albergarán plantas con colorido y fuerza. Fuera de peligro de heladas y temperaturas bajas, es el momento de las plantas sensibles al frío que se ven arropadas por una tierra caliente y una apertura total de la naturaleza.

Los cultivos verán en mayo su apogeo gracias a un sol que les nutre y un riego continuado para mantener la humedad, siempre con especial atención a que en esta época también aparecen plagas como orugas o pulgones, o alrededor de las plantas malas hierbas que tendremos que retirar en cuanto germinen cerca para evitar el robo de sustrato.

Bien si sembramos semillas o utilizamos plantas crecidas, hay ciertas especies  especialmente adaptables a diferentes espacios como puede ser el caso de los tomates. Requieren de mucho sol por eso les reservaremos el lugar en el que más rayos puedan recibir y así obtendrán uno de los colores más radiantes de nuestro jardín. A la hora de elegir un tipo de tomates, si nos decantamos por los ‘Cherry’ acertaremos ya que sus pequeños frutos nacen de matas fructuosas y no demasiado grandes, estupendos para espacios reducidos.

En el caso del pepino, que nace de una planta trepadora, idearemos un espacio mayor. La mata del pepino inundará de verde el jardín ahora huerto urbano con sus grandes hojas. Esta hortaliza de verano tan fresca sólo llegará al color amarillo en su planta, la maduración completa la alcanzará tras ser recolectado, listo para ser consumido.

Conscientes de que el calabacín es un producto de un mayor tamaño que los anteriores -ideales para un huerto de tamaño limitado-, se adapta con facilidad al suelo con que haya algo de profundidad y se encuentre bien drenado, requiere así de un riego continuado si el calor aprieta.

Por último, los reyes del color son los pimientos, que con una variedad que va desde el amarillo, naranja, rojo, verde, morado o negro, que destacan también por seguir dando frutos si los recolectamos aún verdes.

Para más información sobre qué otras hortalizas, verduras y frutas podemos incluir en un jardín convertido en huerto urbano, no dude en preguntar al equipo de profesionales de nuestro vivero.