Ripsalis, la planta de noviembre

Cómo ayudar a la supervivencia de nuestras plantas tras lluvias torrenciales
30 octubre, 2018

Ripsalis, la planta de noviembre

La planta del mes de noviembre es la Ripsalis, o así lo indica el Flower Council of Holland, es decir, el organismo holandés que promueve la comercialización de flores y plantas internacionalmente. La elección de la Ripsalis reside en sus características y es que se trata de una especie de términos medios, no soporta altas ni bajas temperaturas, tampoco el sol directo pues prefiere la semisombra, necesita, eso sí, de un riego continuado con el sustrato siempre húmedo y de una tierra de abundante humus. Pero más allá de sus cuidados, hablemos más sobre este ejemplar que reinará antes de que los pascueros y los abetos nos invadan durante las fiestas navideñas.

La Ripsalis es en realidad un cactus pero sin pinchos que habita mejor en el interior de nuestra casa y crece con rapidez en dos direcciones: hacia arriba con lánguidos zarcillos que en su conjunto crean una planta densa y tupida; y hacia abajo colgándose y formando un auténtico caos con sus tallos. Dicen desde el Flower Council of Holland que el origen de la Ripsalis son las selvas tropicales de América del Sur y Central además de África y algunas islas del Océano Índico. Una de las excepcionalidades de esta planta reside en que se trata del único ejemplar de cactus que crece en la naturaleza y no en se da en América del Norte.

Antes de adquirir una Ripsalis en el vivero  deberemos cerciorarnos de varios aspectos relacionados con el bienestar del ejemplar que queremos llevar a casa. Los zarcillos deberán tener una cierta longitud además de ser los suficientes como para tapar con densidad la maceta. Aunque la Ripsalis no es una planta a la que le afecten las enfermedades, sí lo hace la cochinilla así que no está de más que comprobemos si la sufre. Con estos consejos encontrará la Ripsalis que cuelgue y decore su casa durante noviembre.

 

Foto. Rhipsalis_pentaptera