Tres plantas que purifican el aire de nuestro hogar

Las cinco plantas más resistentes al calor
20 junio, 2018
El verano, teñido de azul gracias a la vegetación de nuestras plantas
27 julio, 2018

Tres plantas que purifican el aire de nuestro hogar

Con la llegada del verano pasamos más tiempo fuera de casa que de costumbre pero aún así no debemos descuidar el aire que respiramos en nuestro hogar. Por eso recordamos el estudio de 1989 que publicó la NASA sobre los efectos beneficiosos de las plantas y la capacidad de algunas para depurar los elementos nocivos en el aire.     

La calidad del aire se convirtió en un grave problema ya que en los años 70 en el intento de renovar edificios y construir otros con el objetivo de reducir los costes de energía, se impulsaron desconociéndolo enfermedades relacionadas con la contaminación en el aire en espacios cerrados. Así, estas plantas además de decorar y llenar nuestra casa de naturaleza verde, mantienen la propiedad de limpiar el aire que respiramos.         


La Palma Areca       
Esta palmera es una de las mejores plantas para la purificación del aire y además habita en el interior sin necesidad de rayos de sol directos, lo cual la hace perfecta para hogares sin terrazas o jardín. Los cuidados que requiere la Palma Areca son mínimos: riego moderado sin excesos, limpieza de sus hojas cada dos semanas y, si es posible, sacarla al aire libre durante unas horas cada trimestre. 

La
Sansevieria         
La comúnmente llamada ‘lengua de tigre’ es una planta muy de moda en la actualidad por su aspecto minimalista. Destaca por su resistencia y la dificultad para que no sobreviva con nosotros. Su característica para limpiar el aire reside en que combate  elementos nocivos como el formaldehído, el xileno, el benceno el y tricloroetileno. Además por la noche, absorbe el dióxido de carbono y libera oxígeno.

La Spathiphyllum  (Espatifilo)
En este trío de plantas que purifican el aire debía incluirse una con flor y así lo es la Spatifilo o también conocida como la flor de la paz. Esta planta es bella y portentosa, con energía y de cuidados fáciles ya que puede sobrevivir con poca luz (indicada para los baños) y poco riego. No es amiga de las corrientes de aire aunque lo purifica como ninguna. Como curiosidad, su flor en sí es una hoja que envuelve a las semillas.