El momento del Aloe vera

Las plagas más frecuentes en verano
9 agosto, 2018
Las plantas que están de moda
13 septiembre, 2018

El momento del Aloe vera

Las propiedades medicinales del aloe vera van desde ser un antiséptico, bactericida, hasta antiinflamatorio, regenerador de la piel -incluso como ‘after sun’ tras exposiciones al sol- y combatiente de pieles con psoriasis o acné. Su uso tópico y sistémico la elevan a una de las plantas medicinales milenarias más completas. Por eso, si te agota comprar productos que dicen poseer extractos de aloe vera, qué mejor que tener una propia en casa.

Cultivar el aloe vera es bastante sencillo porque la planta no requiere de cuidados expertos. La época idónea para plantar el aloe es en otoño, y ya que quedan escasos días para la estación ve preparando el momento para incluirla en tu hogar. Nos haremos una maceta de barro o terracota que le permita drenar con facilidad que llenaremos con sustrato poroso y nutritivo, y la colocaremos en un lugar con luz solar pero no demasiado húmedo ni frío.

Si en vez de comprarla en el vivero, alguien te ha dado un injerto de una planta adulta tendrás que crear una base de varios dedos de grava para evitar su evaporación y que el agua del riego drene. Como hemos dicho anteriormente, la tierra y el abono habrán de ser altos en nutrientes pero antes pondremos una leve capa de arena. No será hasta pasados quince días cuando comencemos a regalarla, dándole tiempo al aloe vera a asentarse. Pasado este tiempo el riego moderado ha de ser constante cada dos semanas.

Cuando nuestro aloe vera crezca hasta los tres años, tendremos una planta adulta disponible para la recolección. Cuando queramos adquirir una de sus hojas deberemos esperar tres días después del último riego para que el característico gel esté concentrado. A poder ser el corte se llevará a cabo en el lugar más cercano al tallo y en la hoja más grande exterior. Para obtener los beneficios de sus propiedades, partiremos un trozo de la hoja y aplicaremos directamente sobre la zona que queramos curar. Tras ello tiraremos –o compostaremos- la parte que ha tocado nuestra piel, pero el trozo restante podremos guardarlo en el frigorífico durante, como máximo, veinte días. El aloe vera es una planta extraordinaria que mejorará gracias a sus propiedades medicinales nuestra salud.