Las herramientas necesarias para el mantenimiento del jardín

Los tres pasos fundamentales para preparar el jardín para la primavera
20 febrero, 2019

Las herramientas necesarias para el mantenimiento del jardín

Hace buen tiempo, tienes unas horas y decides invertir la mañana del sábado en arreglar el jardín. Pero va a resultar una odisea si antes de ponerte manos a la obra no te haces con una serie de herramientas y utensilios básicos, perderás tiempo y energías al realizar tareas de jardinería sin el material adecuado.

Como cualquier actividad, el jardín necesita de unas herramientas específicas que mejoren y aligeren el trabajo con la naturaleza. Aunque algunas son más imprescindibles que otras, la cuestión sobre cuántas o cuáles comprar reside en el tamaño del jardín, el tiempo que le dedicamos y la inversión que queramos hacer en ellas. En este artículo vamos a aconsejarte sobre las imprescindibles y sobre las que, aunque no necesarias, ayudan a que el trabajo fluya con mayor rapidez.

Guantes

Tan siquiera dejes que la dude pase por tu cabeza, hazte con unos inmediatamente al entrar en el centro de jardinería. Buscar que sean resistentes (con refuerzos en la palma y dedos para poder tratar con plantas tipo rosales), cómodos (que se adecúen en talla al tamaño de tus manos) y adecuados para jardinería (no sirven unos guantes de obra).

Pala

Existen dos tipos de palas convenientes para los trabajos del jardín, por un lado la pala de punta (la que es curva y el extremo puntiagudo) y la pala de punta plana (la que es cuadrada). La primera se clava con facilidad en el suelo, la segunda para recoger y cargar. Ten en cuenta que el mango puede variar en tamaño dependiendo de si la tarea es manual (corto) o extensa y es necesario la ayuda del peso del cuerpo a través de los pies (largo).

Rastrillo

Desde apilar las hojas caídas, pasando por igualar el terreno, arar la tierra, hasta aplastar el césped recién instalado, el rastrillo es una herramienta versátil que la puedes encontrar en diferentes formatos y tamaños, como siempre según cuál sea la intención se opta por unos u otros.

Tijeras de podar

Poco vamos a hacer si no podemos eliminar partes que no queramos de nuestras plantas, por eso las tijeras de podar son tan imprescindibles como tipos hay en los centros de jardinería. Ten en cuenta que la tijera que hayas elegido sea de una marca fiable, que tenga hojas o cuchillas intercambiables y que puedas controlar la tensión gracias a los muelles que hay entre un extremo y el otro del mango.

Utensilios de riego

Como decíamos con anterioridad, dependiendo del tamaño de tu espacio exterior optarás por elegir pulverizadores, regaderas, mangeras, aspersores o una combinación de estos. Ten en cuenta que los pulverizadores también sirven para fumigar, así que podrás usarlo a veces para regar puntualmente y otras para acabar con plagas y enfermedades.